Año nuevo, metas nuevas

Planificar, para muchas personas, puede ser de las cosas más tediosas que existen. Aunque los frutos de una buena planificación y organización suelen ser mayores a los de la improvisación, las personas tendemos a postergar la planificación lo más que podamos, ya sea por falta de tiempo o simplemente por pereza.

Con el 2019 tocando la puerta, la importancia de la planificación puede ser la diferencia entre el éxito tanto personal como laboral. En el ámbito personal, una buena planeación de cara al próximo año puede resultar en más tiempo para desarrollar otros proyectos, profundizar en relaciones existentes y crear nuevas. En el ámbito laboral, una correcta planeación nos puede ayudar a un manejo óptimo en el flujo de liquidez, más proyectos mejor elaborados, etc…

Además:  VALS: personalidad del consumidor motiva la compra

Sin embargo, no existe planeación sin metas. Las metas son la gasolina de nuestra planificación. No podemos trazar una ruta para lograr nuestros objetivos si no sabemos cuáles son esos objetivos.

Para este 2019, plantearse objetivos debería ser nuestro objetivo principal. Tener metas es importante porque le da sentido a todas nuestras acciones, y nos permite discernir y entender si nuestras acciones diarias van enfocadas en un punto en específico o si nada más estamos divagando. Debemos de tener metas de todo tipo: grandes, pequeñas, ambiciosas, simples. También es importante poder establecer una ruta de trabajo hacia esas metas, y segmentarlas en metas más pequeñas para que puedan ser realizables. No es lo mismo aspirar a ahorrar 10 dólares que decidir ahorrar un dólar por 10 días.

¡Un próspero 2019 y que todas nuestras metas se cumplan, acompañadas de un plan realista para cumplirlas!

Artículos relacionados

Centroamérica continuará recaudando menos impuestos

+

Huawei promueve inclusión digital en zonas rurales

+

Empresarios impulsan turismo extranjero en el país

+