Apagar la luz es la nueva forma de hacer dinero en las empresas

Revista MyT

La eficiencia energética dejó de ser un tema de conciencia verde para convertirse en una reducción de costos para las empresas ¿cómo hacer de la sostenibilidad un modelo de negocio?

Mariela Montero

 

En los últimos años el alto costo energético le pasa a las empresas de Centroamérica una alta factura de competitividad, sólo en Costa Rica la tarifa eléctrica tuvo un alza de 42% en doce meses, una situación que ha llevado a las gerencias a poner la eficiencia energética como una de sus prioridades.

 

Ante este nuevo reto la pregunta que surge es ¿cómo puedo hacer rentable mi proceso hacia la eficiencia energética?

 

Desde la perspectiva de Luisa Díaz, Asesora en Competitividad y Medio Ambiente de la Cámara de Industrias de Costa Rica, la eficiencia energética involucra dos procesos fundamentales: el primero tiene que ver con un cambio de mentalidad y el segundo con acciones, que no necesariamente implican grande inversiones.

 

¿Cuáles son los pasos que intervienen?

 

El camino hacia la eficiencia energética inicia en medición.  Antes de reducir sus  facturas  las empresas debe tener conciencia de ¿cuándo?, ¿cómo? y ¿en dónde?  gastan su energía. Para esto se debe hacer una medición de procesos, además de  analizar cuál es el costo y cuáles lo beneficios de reducir su factura.

 

Desarrollar la estrategia: Cuando una empresa toma la iniciativa debe vigilar que aquellas acciones que enfrente surjan de la gerencia, de lo contrario lo que se tienen son procesos aislados. Además es importante que consideren que el ahorro energético no se logra con inversión sino que existen pequeños cambios que pueden hacer la diferencia.

 

Prácticas diarias como apagar las luces, ser consientes con el uso de los recursos o  desconectar  las computadoras cuando no se necesitan,  son elementos básicos que producen ahorro, pero para eso es necesario incorporarlas como parte de la política empresarial.

 

Capacitar al personal. El 90% del éxito de la estrategia se relaciona con involucrar al personal. Ya que de nada sirve adoptar costosos sistemas, renovar equipos o invertir en campañas de concientización,  si el personal no empieza con las acciones mínimas. Y la mejor forma de involucrar a los colaboradores es que la gerencia este comprometida con el proyecto.

 

Desde la perspectiva de Eduard Müller, presidente de la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad,  el problema de las empresas es que por años se han acostumbrado a pensar en ganancias de  corto plazo y han dejado de pensar en procesos que aseguren la permanencia de los recursos. Sin embargo ante el escenario actual se ha vuelto indispensable incorporar la biodiversidad a los negocios, ya que el tema verde no solo puede significar ahorros sino nuevos nichos de mercado, con clientes más verdes que ejercer esa presión de cambio en las empresas.
 

Este artículo está clasificado como: ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR