Cambio organizacional a la vista, ¿está lista la empresa?

Por Carlos Enrique Romero

MBA, consultor, mentor, consejero y Leadership Coach

Cuando una compañía se ve en la necesidad de implementar cambios internos, es hora de enfrentar un desafío que debe estar liderado por un equipo de trabajo comprometido con el bienestar de la cultura de la empresa y sus resultados. En las siguientes líneas planteo cinco consejos claves para enfrentar los cambios con éxito.

Crear la necesidad del cambio. El mejor antídoto para evitar caer en la zona de confort, es generar la necesidad de un cambio con un sentido de urgencia; pero este no debe ser entendido como un mandato, sino que se trata de despertar en todo el equipo de trabajo la necesidad de lograrlo. Ahora más que nunca los líderes tenemos que aprender a persuadir y debemos ayudar al equipo a encontrar razones para tener más éxito.

Además: Tres formas de pensar “outside the box”

Alta dirección involucrada y selección de líderes. Los directores de la empresa deben involucrarse en cada fase del cambio organizacional. Al mismo tiempo, se debe seleccionar a un conjunto de personas que lideren el cambio. Para esta selección, el cargo o puesto, no necesariamente debe estar relacionado solo a los niveles directivos. En muchos casos, estos conductores pueden estar en los mandos medios y entre los mismos colaboradores.

Base amplia de aliados. Hay que tener claro que no puede ser el esfuerzo de una persona, sino que tiene que ser la unión de fuerzas de todo un equipo de trabajo. Un cambio es exitoso si hay todo un equipo comprometido a una visión común de ese cambio.

También: Dígame qué viste y le diré lo exitoso que es…

Partir de la cultura. Más que solo cambiar procesos, procedimientos o sistemas, se trata de llevar a la par un cambio en la cultura de la empresa, en su manera de hacer negocios. Es recomendable partir de un acercamiento enfocado en “Change management”, el cual apoya el cambio organizacional implementando estrategias para un cambio efectivo, administrándolo y ayudando a los equipos a irse adaptando. Acá debemos fomentar culturas que vayan siendo más flexibles al cambio y adecuándose y anticipando los cambios externos. Esto no se da de manera natural y  debemos verlo con un enfoque sistémico.

Comunicar, comunicar y comunicar. Ante un proceso de cambio, la mejor forma de evitar los rumores y temor de todo el equipo de la compañía es por medio de una buena comunicación. Todas las personas de la organización deben sentirse participes del cambio. A la vez aconseja, comunicar siempre lo que está sucediendo y los resultados obtenidos, de esta manera tendrán un mayor nivel de compromiso para los cambios siguientes.

Le puede interesar: “Ser humano”, agente impulsor de cualquier tecnología

Todos estos consejos llevados a la práctica de la mano de un coach empresarial generarán los resultados esperados por la organización. Por medio del coaching se implementa una metodología que despierta la necesidad de cambio y acompaña a la compañía en todo el proceso de transformación.

 

Artículos relacionados

Centroamérica continuará recaudando menos impuestos

+

Huawei promueve inclusión digital en zonas rurales

+

Empresarios impulsan turismo extranjero en el país

+