¿Cómo afectará el bajo crecimiento económico mundial a la región?

De acuerdo al Informe de Coyuntura Septiembre 2016, emitido por el Consejo Monetario Centroamericano (CMCA),los países de Centroamérica y República Dominicana (CARD)  deberán prepararse para enfrentar esta etapa de bajo crecimiento económico mundial, a la que muchos le han llamado “la nueva normalidad”.

Y es que según el análisis realizado, la actividad económica de la región se ha mantenido con poca volatilidad en lo que va de 2016 y esperan que hacia el cierre del año la tasa de crecimiento promedio del Producto Interno Bruto (PIB) sea de 4.3%.

La región CARD continuó mostrando un favorable desempeño de la actividad económica. En su conjunto se mantiene como una de las regiones del mundo con mayor crecimiento económico, comparable con el grupo de economías emergentes y en desarrollo”, menciona el estudio.

Lea también: El 2017 ya postuló a los ganadores y perdedores de la región

A nivel de países continúa presentándose un comportamiento heterogéneo, con tasas de crecimiento interanual del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) que se ubican entre 1.5%  en El Salvador y 6.5% para República Dominicana.

Por su parte, Guatemala muestra una tendencia prolongada de desaceleración, aunque ésta tendería a contenerse en los próximos meses. Mientras tanto, Costa Rica cuenta con un 4.8% promedio, Honduras 3.8% y Nicaragua un 4.6%, mostrando poco movimiento en la variación interanual del IMAE durante los primeros siete meses del año.

A modo de conclusión, el informe destaca que el hecho que la región continúe con tasas de crecimiento superiores al promedio de la economía mundial, a pesar de los niveles de incertidumbre que caracterizan la coyuntura macroeconómica global, es una fortaleza importante.

Además: Caída del comercio extrarregional hace tropezar a Centroamérica

Peso de las actividades sobre economías

De acuerdo a lo informado, en el caso de Costa Rica, la industria manufacturera se ha destacado por el aporte positivo al IMAE, mientras que el sector construcción se ha contraído. Guatemala por su parte, evidenció un menor dinamismo en la mayoría de las actividades, con excepción de los servicios financieros y de seguros.

Asimismo, en Honduras solamente el sector transporte aportó en menor medida al crecimiento que en el mismo período de 2015.

En busca de estabilización económica

En informes anteriores de esta institución se ha destacado la importancia de impulsar estrategias y acciones de política que permitan consolidar la estabilidad macroeconómica con el fin de potenciar esa fortaleza. Esto implica, entre otras cosas, incrementar la inversión pública en infraestructura básica, promover el sector de servicios, así como continuar más firmemente con las acciones para reducir las barreras a los movimientos de bienes y trabajadores.

De interés: ¿Cuáles amenazas pesan sobre la estabilidad de América Central?

Además, se recomienda introducir reformas de los mercados de bienes y laboral, mejorar las funciones de los sistemas financieros y el acceso al crédito, junto a una mejor regulación macroprudencial y mejorar la seguridad ciudadana y jurídica.

Artículos relacionados

Centroamérica continuará recaudando menos impuestos

+

Huawei promueve inclusión digital en zonas rurales

+

Empresarios impulsan turismo extranjero en el país

+