Costa Rica tendrá primera planta para fabricar bloques de plástico reciclado.

Se trata de una alternativa que utilizará gran cantidad de plástico desechado que hoy termina en botaderos, ríos y playas de los territorios rurales.

Costa Rica tendrá su primera planta que elabore bloques para la construcción a partir de desechos plásticos, de tal forma que generen sistemas constructivos ecológicos, que ayude a promover un modelo de desarrollo ambiental, sostenible y que contribuya con la política de descarbonización impulsada por el Poder Ejecutivo.

El primer paso para llevar a cabo esta iniciativa se realizó este viernes 1 de noviembre, en el Mercado Municipal de Ciudad Colón, donde se efectuó la presentación del proyecto por parte del Presidente Ejecutivo de Inder, Harys Regidor y el alcalde de Mora, Gilberto Monge, en el marco de la gira del señor Presidente, Carlos Alvarado, a la zona.

Le puede interesar: «Inicia la Semana de la RSE y la sostenibilidad 4.0»

Además, se realizó la firma de un Convenio Marco de Cooperación entre el Inder y el gobierno local, mediante el cual el Instituto aportará ₡150 millones para los estudios previos necesarios para poner en marcha la iniciativa.

Los datos del Ministerio de Salud revelan que por día Costa Rica produce aproximadamente 564 toneladas de plástico, de las cuales solo 14 de ellas se reciclan, mientras el resto va a dar a los vertederos o a las alcantarillas, ríos y mares. Este problema no es solo a nivel nacional. De acuerdo con datos de la ONU, en algunas zonas de los océanos hasta el 80% o 90% de la basura es plástico.

Lea también: «Economía verde sigue atrayendo inversionistas a Costa Rica»

En vista de esa grave situación, el Instituto de Desarrollo Rural (Inder) y la Municipalidad de Mora se aliaron para impulsar este proyecto con el que se pretende recuperar mucho de ese material de desecho y convertirlo en bloques plástico, con los cuales poder construir desde casas, instalaciones agrícolas y salones comunales, entre muchos usos.

Al mismo tiempo, la iniciativa generará empleo, no contaminará y se convertirá en una alternativa a un problema que agobia al ambiente y que produce toda una discusión a nivel nacional.

Para poner en marcha la fábrica se requiere de una inversión de $1,3 millones, para cual la alianza público-privada será fundamental en su desarrollo. Además, se estarían generando aproximadamente 60 empleos entre directos e indirectos.

Además: «4 maneras fáciles de tener un hogar más ecológico»

Suscribete!


Artículos relacionados

Centroamérica continuará recaudando menos impuestos

+

Huawei promueve inclusión digital en zonas rurales

+

Empresarios impulsan turismo extranjero en el país

+