Estos son los ganadores y perdedores del emprendimiento en la región

Gabriela Mora

Costa Rica se colocó en el quinto lugar de Latinoamérica con mejores condiciones para realizar y concretar emprendimientos, que luego se convierten en pymes.

Esto de acuerdo con el informe: Condiciones Sistémicas para el Emprendimiento Dinámico 2017 en América Latina, el cual tomó en cuenta el capital humano emprendedor y sus determinantes en América Latina, factores que afectan el espacio de oportunidades y que promueven o inhiben el desarrollo de emprendimientos dinámicos.

Por su parte Chile, Brasil, Argentina y México completan el top 5 en emprendimiento regional, mientras que algunos países muestran progresos importantes desde 2012 a la fecha, como es el caso de Colombia, Chile y Costa Rica, que también lidera este ranking en América Central en la posición  42, le sigue El Salvador en la posición 56, Panamá en el lugar 59 y Guatemala en el puesto 60 de esta clasificación y el último lugar del informe a nivel latinoamericano. Cabe la pena destacar que Nicaragua y Honduras no figuran dentro del estudio.

De interés: Los 3 trabajos que hay que tener antes de emprender

Asimismo, Bolivia y República Dominicana, se ubican entre los más rezagados. Mientras que Uruguay, México, Ecuador y Panamá acentuaron sus debilidades en términos de capital humano emprendedor, retrocediendo posiciones no sólo respecto del ranking 2016 sino también con relación a 2012.

Las condiciones sistémicas para el emprendimiento en América Latina se encuentran en niveles medios o medio-bajos o bajos. Chile, el líder del área se ubica en la mitad de la tabla, es decir, la región se encuentra todavía lejos de los líderes internacionales. Y es que según el estudio, aún se mantienen los déficits en capital humano emprendedor, las distintas dimensiones asociadas al espacio de oportunidades y los factores que ayudan a materializarlas.

Lea también: Cinco consejos útiles para emprender siendo un millennial

Ante esta perspectiva, surge la interrogante de si puede cambiar esta situación. El estudio apunta a que sí, en la medida en que se asuma un compromiso de largo plazo con la educación emprendedora y se renueve la apuesta en términos de promoción de la cultura del emprendimiento en la población, lo que requerirá una mayor comprensión de los motivos por detrás del retroceso verificado.

 

 

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR