Evite las oficinas tóxicas

Redacción

Una silla incómoda, una pantalla que distrae o un escritorio muy pequeño son contaminantes psicológicos que puede afecta la productividad. Incorpore cinco principios para crear un espacio de trabajo inteligente.

La productividad es la variable más importante para de medir la eficacia del recurso humano. Su impulso se procura invirtiendo en tecnologías de la información, entrenamiento o beneficios accesorios como guarderías, pero de acuerdo a Paul Zanenga, presidente de Diotima Society, una especie de gremio europeo de diseñadores inmobiliarios, el lugar menos sospechado para buscar la eficacia laboral es adecuar la oficina; un espacio donde los empleados agotan decenas de horas por semana.

Además: Las mutaciones del teletrabajo

Así las cosas, la consultora inmobiliaria española Aguirre Newman afirmó que un diseño de oficina actualizado mejora la productividad del personal en un 20%, en un estudio presentado en la pasada bienal de muebles de Milán, Italia. De su lado, en el mismo escenario, una investigación de la multinacional Phillips indicó que con solo mejoras en la iluminación pueden expandirse en un 10% las capacidades de los empleados para entregar sus pendientes.

Hay distintas formas de interpretar las condiciones ambientales, por ejemplo la calidad del aire o del ambiente pueden afectar el desempeño laboral y esto ha llevado a desarrollar conceptos como el de edificios o ambientes enfermos” explica Norkelly Acosta, diseñadora de interiores que ha asumido la modernización de los espacios de trabajo de grandes corporaciones dominicanas. Entonces, ¿qué respuestas ofrecen los especialistas del diseño a o cinas que se quedan cortas en torno a la adaptabilidad?

Victoria Izaguirre, gerente de Mercado de Ergo Limited Honduras, advierte que las tendencias actuales se basan en aprovechar la máxima funcionalidad y eficiencia del espacio. Asimismo, se centran en nuevas maneras de mantener a los colaboradores enfocados en su trabajo.

Lea también: ¿Cómo convertir al estrés en su amigo de trabajo?

Ahora bien, los detalles más simples pueden disparar o desplomar la capacidad de trabajo. En la opinión de Mario Cañas, un especialista en habilidades directivas de El Salvador, hasta una adecuada combinación de colores puede contribuir a crear un buen ambiente laboral. En el caso de las pantallas simultáneas, Cienfuegos reconoce que cuando son necesarias, se deben combinar con una iluminación justa que evite el reflejo pero además su uso debe hacerse en un entorno  flexible, que permita la libertad de movimiento para no causar ningún estrés. Cienfuegos también afirmó que como tendencia, los escritorio amplios están volviendo a ponerse de moda en las o ficinas, ya que los colaboradores tiene la necesidad de trabajar simultáneamente con sus laptops, tabletas y smartphones.

Espacios productivos

Acosta sostuvo que cuando se diseña una oficina, además de la estética y el estilo, se deben considerar factores como la comodidad y seguridad del usuario, así como la cercanía del equipo que utilizará, la facilidad de manejo, la separación entre los objetos para no cometer errores, el equilibrio de trabajo entre las extremidades para evitar sobrecargas, la satisfacción de tallas y facilitación de recursos para que trabaje sin dificultad.

“Para el diseño interior de un espacio de trabajo, se requiere llevar a cabo las adecuaciones ergonómicas, realizar un análisis de tareas con el propósito de conocer las demandas que implican y compararlas con las capacidades humanas. Y por otro lado, hacer hincapié con los directivos en la optimización de los espacios; ello involucra plena conciencia de las potencialidades físicas,   fisiológicas, psicológicas, psicofisiológicas y socioculturales de los usuarios”, en palabras de la especialista dominicana.

De interés: Mejor en entornos fiables

Así las cosas, el diseñador de oficinas debe considerar cinco principios generales, a  fin de encontrar un lugar para cada componente en una localización óptima y para el propósito que sirven. Es necesario contemplar las capacidades sensoriales, antropométricas y biomecánicas, para facilitar la realización de actividades que se llevarán a cabo en el espacio en un marco de prioridades para especificar el acomodo.

Cinco principios de la oficina adaptable

1. Principio temporal

Se colocan los elementos en una secuencia de tiempo de uso. Lo óptimo es diseñar según la actividad que se va a realizar, de manera simple, lo más lineal posible y en secuencia.

2. Principio de secuencia de uso

Acomodar los componentes del espacio acuerdo a la sucesión de uso, para colocarlos en los lugares más convenientes.

3. Principio de frecuencia de uso

Detalla el estudio de patrones o frecuencias relacionadas con la operación de los componentes del equipo dentro de un espacio, con visibilidad y alcance.

También: Venciendo la lucha en la mente y creando balance en nuestras vidas

4. Principio de importancia

El grado de jerarquía para localizar de manera conveniente cada elemento según su grado de importancia.

5. Principio funcional

Se refiere al agrupamiento de los componentes de acuerdo a su función.

 

 

Este artículo está clasificado como: , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR