¡Falta poco para las vacaciones! No pierda su productividad

Las fiestas, las cenas de la empresa, las reuniones familiares, las compras…y las esperadas vacaciones parece ser lo único en lo que podemos pensar durante estas fechas, sin embargo, debemos mejorar nuestra concentración, ya que nos quedan días de trabajo y los pendientes no se realizan solos, por lo que nuestro compromiso laboral aún no termina y le traemos algunos consejos para no perder la productividad y cerrar con éxito este 2017.

Para Cristina Cubero, Directora de Consultoría de Deloitte, la clave, no solo para esta época, sino de forma permanente, radica en vivir una cultura con enfoque a cliente, tanto externo como interno, con objetivos, metas y también de administración del tiempo. “Si cada colaborador tiene un plan de tareas con un tiempo definido y está habituado a sus métricas de cumplimiento no se tendrán mayores retos en épocas festivas”, añade.

Además: Seis claves para disfrutar de las fiestas de fin de año sin gastar de más

La empresa debe aprovechar el ambiente festivo y la energía positiva de estos días para celebrar y reconocer los éxitos organizacionales y personales, fortaleciendo una cultura de gratificación y enfoque al logro, por lo que es importante que incluya en sus fiestas el componente de reconocimiento así como los datos de éxito y celébrelo con todos.

“Debe buscar un adecuado balance entre el cumplimiento de tareas y los espacios definidos para que las personas disfruten y compartan en estas épocas, es un momento extraordinario para que los colaboradores perciban un enfoque a la persona y con esto el compromiso se impulse”, menciona Cubero.

Como parte de los consejos que la funcionaria de Deloitte recomienda es la planificación, afirmando que uno de los factores que más puede impactar el compromiso y resultados es no revisar las tareas y plazos en estos días, ya que generará tensión adicional, incluso, ser disparador de enfermedad, o bien, afectar la dinámica de equipos y personas, además podría provocar problemas en la calidad y oportunidad, por lo que lo mejor es buscar el espacio para organizar el trabajo con clara atención a tiempos.

Además, enfatiza en la necesidad de reconocer que las agendas están más saturadas de lo habitual, se incrementan las celebraciones internas y hay un enfoque en terminar pendientes. Ante esto es clave priorizar tareas, separar lo urgente de lo importante y establecer con claridad qué debe estar listo, en caso que las personas tomen días libres en fin y principio de año.

De interés: Cuatro destinos turísticos que no pueden faltar en sus vacaciones de fin de año

Por su parte, Krísthel Ureña, Gerente de Total Rewards Compensación y Beneficios de la consultora PwC, comenta que la empresa no puede ignorar que es una época del año especial, donde la cercanía de las vacaciones, el cansancio acumulado de 11 meses de trabajo, el clima, el aguinaldo, el tráfico y las ofertas del comercio, pueden hacer que la atención de los colaboradores se desvíe, sin embargo, más que buscar medidas coercitivas para mantener la productividad, se debe aprovechar la época para gestionar el compromiso de los colaboradores, lo cual  se puede hacer gestionando los diferentes componentes de la compensación emocional, por ejemplo: 

1. Apego emocional: Propiciando actividades que fomenten la interacción con los compañeros de trabajo y con la familia, pueden ser actividades como la fiesta de fin de año, fiestas o regalos  para los hijos de los colaboradores, fomento de actividades de responsabilidad social, u otras de menor costo, por ejemplo: concursos de comida navideña, decoración, entrega de obsequios, etc,   

2. Desarrollo y oportunidades de carrera: Aportando consejería para establecer metas personales y profesionales realistas y también, para evitar  la frustración y posibles depresiones por metas no logradas el año anterior o por situaciones especiales causantes de estrés personal.   También, la empresa debe aprovechar para comunicar la visión del negocio para el nuevo año y el papel vital que cada colaborador tiene en el éxito del mismo. 

3. Balance vida trabajo y bienestar: Realizando una adecuada planificación del trabajo que en la medida de lo posible permita reducir las horas extraordinarias y que los colaboradores puedan estar disponible para las actividades de su interés. Si la naturaleza del negocio lo permite, el conceder por ejemplo una tarde libre en el mes de diciembre son beneficios altamente valoradas por los colaboradores. También, la preocupación genuina por el bienestar de los colaboradores y el desarrollar conceptos para enseñarles a disfrutar de las fiestas saludablemente evitando excesos de licor, comida, etc, genera el compromiso.

Artículos relacionados

Centroamérica continuará recaudando menos impuestos

+

Huawei promueve inclusión digital en zonas rurales

+

Empresarios impulsan turismo extranjero en el país

+