La región da un paso atrás en su lucha contra el hambre

María Melba Calero

Según las organizaciones, América Latina y el Caribe producen alimentos suficientes para cubrir las necesidades de su población. Sin embargo, esto no asegura una alimentación sana y nutritiva

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advierte que de no revertir esa tendencia América Latina y el Caribe no podrán cumplir el compromiso de erradicar el hambre y la malnutrición en 2030.

Según la organización, después de varios años de estancamiento, en el año 2016, alrededor de 42.5 millones de personas en América Latina y el Caribe no contaron con la cantidad suficiente de alimentos para cubrir sus necesidades calóricas diarias.

La cifra representa “un aumento de 2.4 millones de personas y significa un incremento del 6% en comparación con el año anterior”, detalla el informe Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017, publicado por la FAO y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)

Le puede interesar: ” Honduras pacta con la FAO para reducir el hambre y la pobreza”

Según dicho estudio, en el período comprendido entre 2004 y 2006 la subalimentación registraba en Nicaragua una prevalencia del 24.4%. Para el período comprendido entre 2013 y 2015 la prevalencia descendió hasta 17.1% e implicaba un millón de nicaragüenses pero el esfuerzo se estancó, ya que en la medición realizada entre 2014 y 2016 se mantuvo en 17 %.

Dicho porcentaje de prevalencia es el más alto de Centroamérica, ya que en el período 2014-2016 Guatemala registró el 15.6%, Honduras el 14.8%, El Salvador el 12.3%, Panamá el 9.3% y Costa Rica el 5.6% con trescientas mil personas con problemas de subalimentación.

Además lea: “La FAO apoya a Centroamérica en impulso de seguridad alimentaria”

“Vamos por mal camino. La región ha dado un paso atrás importante en una lucha que venía ganando. No podemos tolerar los niveles actuales de hambre y la obesidad, ya que paralizará a toda una generación de latinoamericanos y caribeños”, advirtió Berdegué.

Según las organizaciones, América Latina y el Caribe producen alimentos suficientes para cubrir las necesidades de su población. Sin embargo, esto no asegura una alimentación sana y nutritiva, ya que se requiere también de una disponibilidad de alimentos variados, de buena calidad nutricional e inocuos que permitan acabar con el hambre y toda forma de malnutrición.

Este artículo está clasificado como: , , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR