Las 3 lecciones detrás de la quiebra de Forever 21

El pasado 29 de Septiembre, el gigante de la moda Forever 21 hizo público su anuncio de bancarrota, convirtiéndose en una marca más dentro del sector retail que ha tenido que acogerse a esta figura ante el inminente cambio en el modelo de negocio del sector.  Sin embargo, Forever 21 no es la única empresa mediática que no ha podido hacer frente a sus deudas. Recientemente, el ex gigante del retail estadounidense, SEARS, anunció que se declaraba en bancarrota, al igual que TOYS. Ambas cadenas anunciaron grandes recortes de personal y cierre de tiendas. 

En vista de esta nuevo fenómeno, ¿qué podemos aprender de la caída de estos imperios?

El primero, sin lugar a duda, es la llegada del comercio electrónico. Países como Estados Unidos, donde la penetración de comercio electrónico es sumamente alta, ya está viendo cómo el retail ve amenazado su modelo de negocio. Si bien es cierto otras regiones del mundo como Centroamérica no tienen esos índices de penetración, la tendencia es, sin lugar a duda, al alza. En Costa Rica, por poner un ejemplo, existen 545 000 cuentas activas en Amazon (un 11% de la población). Adicionalmente, Latinoamérica cuenta con índices de bancarización cada vez más altos, lo que hace suponer que el acceso a tarjetas de crédito, y por ende inclusión en el mundo del e commerce, es cada vez más sencillo.

Además: Transformación digital cambia panorama para modelo retail

La segunda gran enseñanza son las tendencias no sólo de consumo, sino el contexto social en el que se desarrollan esas tendencias. Uno de los temas que acaparan todos los medios es la sostenibilidad y el cambio climático. Bajo este panorama, la industria de la moda y el  fast fashion (colecciones de ropa que están pensadas en capturar las últimas tendencias de moda y que fueron elaboradas sin tomar en cuenta factores ecológicos) ha sido una de las más criticadas por ambientalistas. El consumidor, adicionalmente, parece inclinarse hacia un consumo más responsable, en el cual se toma en cuenta la procedencia de la prenda y su impacto en el ambiente. 

Por último, Forever 21 está pagando hoy las consecuencias de una expansión masiva que tuvo en el 2008, justo después de la recesión económica. Hace 11 años, la marca decidió expandir sus operaciones de forma acelerada, sin tomar en cuenta si esas expansiones eran necesarias y si existía un público que justificara tal inversión. Hoy, muchas de esas tiendas alrededor del mundo han sido cerradas pues no tuvieron la demanda esperada. 

Puede leer: En el retail: Vencer o morir

Información suministrada por la cadena de noticias CNN indicó que Forever 21 cerrará entre 300 y 350 tiendas, siendo Estados Unidos el país que tendrá más cierres (178). Se espera que la cadena mantenga sus operaciones en Latinoamérica

Suscribete!


Artículos relacionados

Centroamérica continuará recaudando menos impuestos

+

Huawei promueve inclusión digital en zonas rurales

+

Empresarios impulsan turismo extranjero en el país

+