Panamá se desliga de Taiwán y establece relaciones con China

Alejandra Ordoñez

El Presidente Juan Carlos Varela anunció su decisión de romper lazos diplomáticos con Taiwán con el objetivo de establecerlos con la República Popular China, dando así por terminada la relación con uno de sus aliados más importantes.

La República Popular China siempre ha jugado un papel relevante en la economía de Panamá. Actualmente es el segundo usuario más importante del Canal y además, es el primer proveedor de mercancías de la Zona Libre de Colón. Además, grandes multinacionales chinas dedicadas a actividades económicas en los sectores de logística, energía, banca, comunicaciones, construcción y tecnología se han establecido en Panamá aprovechando nuestro país como plataforma de servicios de clase mundial”, expresó el mandatario.

Además: Ampliación de Canal de Panamá impacta en el aumento del tráfico de buques

Según se informó, la República de Panamá y la República Popular China acordaron desarrollar los lazos amistosos entre ambos países sobre la base de los principios de respeto mutuo a la soberanía e integridad territorial, no agresión, no intervención de uno en los asuntos internos del otro, igualdad y beneficio recíproco y coexistencia pacífica.

De esta manera, el  Gobierno de la República Panamá reconoció que existe una sola China en el mundo, que el Gobierno de la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán forma parte inalienable del territorio chino.

Asimismo, Varela confirmó que a partir de la fecha, se rompen  “relaciones diplomáticas” con Taiwán, y el país se compromete a dejar toda relación o contacto oficial con Taiwán. 

Lea también: Panamá incursiona en el mercado internacional de capitales

Ante este anuncio y a través de un comunicado de prensa, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán señaló al Gobierno de Panamá de haber “ignorado los lazos de amistad y solidaridad” que por largo tiempo han tenido ambos pueblos, luego de que Panamá “se rindiera ante las autoridades de Pekín  en vista de su beneficio económico”.

En respuesta al comunicado emitido por Taiwán, la Vicepresidenta y Canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado, reiteró en Beijing, que la decisión de Panamá de reconocer la política de Una Sola China, responde a una decisión estratégica y geopolítica del gobierno panameño, y ha tenido únicamente como base el respeto mutuo y la búsqueda permanente del bienestar de nuestro pueblo.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR