¿Podría el 2017 ser el año de la construcción en El Salvador?

Amanda Rodas

Un país con décadas de bajo crecimiento como El Salvador, ansía que sectores claves muestren señales de recuperación. ¿Será este el caso de lo que está pasando en la construcción?

Por Estefanía Flores y Amanda Rodas

El sector de la construcción en El Salvador no ha tenido su mejor comportamiento en la historia económica. Y aunque las proyecciones indican que para 2017 esta situación puede cambiar su tendencia y la construcción llegue a crecer hasta un 3.5%, equivalente a unos US$900 millones, este panorama aún es incierto.

Si bien todavía se esperan cifras oficiales del Banco Central de Reserva (BCR), las cuales serán presentadas este mes, se prevé que el rubro de la construcción haya crecido en un 2.5 % al cierre de 2016. Esto resulta sobresaliente en comparación con la trayectoria negativa de -11.82% que presentó dos años antes, es decir, a finales de 2014.

Lea también: El Salvador: Agricultura y Construcción empezarán con buen pie el 2017

Los datos demuestran que este sector estratégico de la economía salvadoreña se encamina hacia una recuperación. Pero la proyección de crecer para este año un 3.5%, no será posible sin antes agilizar el desarrollo de proyectos así como  reducir los plazos y el número de trámites para ejecutar nuevas inversiones.

Lo anterior se confirma con declaraciones de José Antonio Velásquez, Director Ejecutivo de la Cámara Salvadoreña de la Industria de la Construcción (CASALCO), quien evidencia que si bien “los datos muestran una lenta mejoría del sector en relación a 2014 y 2015, aún se sigue a la espera de que este año se logren ejecutar la mayoría de los proyectos de inversión privada y pública que fueron anunciados”

Velásquez considera que, dada la existencia de proyectos que están a la espera de mejores condiciones para su progreso, “el país necesita avanzar en las facilidades para el desarrollo de negocios”, de igual manera, implementar las recomendaciones que hace el Organismo de Mejora Regulatoria creado a partir de Fomilenio II.

Más información: ¿Cómo se mueve la construcción regional, siete años después de la crisis?

CASALCO considera que “la aprobación y operativizacion de legislación de trámites altamente rigurosos y tardados, constituye uno de los mayores problemas que frenan la industria de la construcción en El Salvador”.

Para la gremial, otro de los problemas que afectan directamente el crecimiento de este rubro es el acceso a corto y largo plazo generado por las condiciones económicas del país. “Para la agilización de créditos de construcción a corto plazo se sugiere analizar modelos como el fideicomiso y para largo plazo modelos que subsidien a las familias para ser sujetos de crédito para adquirir vivienda en acuerdo entre sector público y privado”, se detalló.

Debido al crecimiento que ha presentado la construcción de acuerdo a datos al Producto Interno Bruto (PIB), se considera que este sector económico ha dado pasos importantes en su cadena de valor. Es por esto que para este 2017 se planea seguir apostando en el desarrollo de proyectos de vivienda (unifamiliar y en altura), oficinas y comercio.

Este artículo está clasificado como: , , , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR