¿Qué puede aprender la región de Israel para ser un paraíso de startups?

Gabriela Mora

El éxito de Tel Aviv como cuna del emprendimiento llevó más de 20 años en construirse y la alianza público privado fue clave para concretarse. ¿Qué le hace falta a la región para impulsar aún más la innovación?

Tel Aviv, la segunda ciudad más grande de Israel, es considerada una de las cunas del emprendimiento actual. En el Global Startup Ecosystem Ranking 2015, la ciudad ocupaba el quinto puesto, siguiendo urbes como Silicon Valley, Nueva York, Los Ángeles y Boston. ¿Pero qué lo colocó en ese lugar privilegiado?

Para Liora Altschuler, asesora  de buenas prácticas innovadoras del Modelo Israelí, parte del éxito de su país se debe a que el Gobierno tiene la necesidad de estructurar y articular un ecosistema de innovación, para lo cual aporta hasta el 85% del capital de inversión que requiere un proyecto, dejándole el 15% restante al emprendedor.

Además: ¿Cuáles son las oportunidades de la región para ser un imán de startups?

Otras de las prácticas que promueven es el enlace entre startups y las universidades, con el fin de trazar un puente de colaboración entre ambos. Lo anterior, a juicio de la experta, representa uno de los grandes desafíos que actualmente tiene el istmo centroamericano para impulsar la cultura emprendedora, pues sin integración y trabajo en equipo es imposible concretar estos ecosistemas.

“No se trata de hacer una copia fiel del modelo Israelí, pero sí de ir conociendo parte de los distintos prospectos de universidades, incubadoras, sector privado y gobierno y de cómo estos pueden interactuar y trabajar juntos para ver las fortalezas que tiene la región, adaptando las cosas que les convienen para luego replicar el modelo”, expresó, Altschuler.

Leer también: ¿De empleados a fundadores de startups?

Para la experta la idea de un proyecto innovador debe hacerse en equipo y el hecho de que Israel sea un país con 70 nacionalidades distintas, es un factor importante que si bien a veces puede crear conflicto o incomodidades al adaptarse con distintas culturas, sin duda la cultura de innovación se fortalece cuando existe un equipo heterogéneo que lo acompañe.

Potencial centroamericano

Aunque los países de la región no son reconocidos como paraísos de startups, estos no son ajenos a la cultura emprendedora. En Guatemala por ejemplo, existen más de dos millones de emprendedores, según el séptimo Reporte Nacional del Monitor Global de Emprendimiento. Con esto, el país alcanzó este año la posición 18 de 60 países en esta materia.

Le puede interesar: ¿Por qué Guatemala es el mejor país para emprender en la región?

En Panamá el ecosistema emprendedor continúa creciendo y fortaleciéndose; mientras Costa Rica se enfrenta al reto de impulsar más esta cultura, pues entre 2012 y 2015 la actividad emprendedora del país decreció un 35%, según lo indica el informe Global Entrepreneurship Monitor (GEM) Costa Rica 2015, presentado en mayo del año pasado. 

Para Altschuler, para que los países de Centroamérica se abran camino en este tema, urge combatir aspectos propios de la cultura, como el miedo al fracaso, la impaciencia y la poca perseverancia; así como implementar herramientas innovadoras y tecnológicas que contribuyan el desarrollo de los emprendimientos.

De interés: Las 4 tareas clave del CEO de una startup

 

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR