Apretura

El banco central de Estados Unidos aumentó la tasa de interés en diciembre y en marzo pasados, indicando un viraje hacia una política monetaria más apretada y reconocimiento de la fortaleza de la economía.

Además, la divulgación de las actas de la reunión de marzo reveló que los miembros del Comité de Mercado Abierto discutieron como reducir el monto de bonos que el banco central tiene en cartera. Durante la recuperación económica, lo que se conoció como “distensión cuantitativa” condujo al banco central a comprar activos del Tesoro y de bonos respaldados por hipotecas, por casi US$3.5 billones.

Lea también: Menos optimismo

Las últimas cifras de empleo en marzo apoyaron apretar la política monetaria, a pesar del nivel decepcionante de creación de sólo 98,000 nuevos puestos de trabajo, mucho menor que 216,000 en enero y 219,000 en febrero. Aún así, la tasa de desempleo disminuyó en marzo a 4.5%, desde 4.7% en febrero, el nivel más bajo desde mayo de 2007.

Los salarios por hora aumentaron 2.7% desde el año pasado, lo cual significa que los empleadores necesitan ofrecer mejores salarios para contratar trabajadores calificados.

Finalmente, la semana pasada, el Departamento de Comercio dijo que el índice de consumo personal en febrero, por primera vez en cinco años, llegó a 2.1%, superior al objetivo de 2% fijado por el banco central. Eso significa que la Reserva Federal ha logrado cumplir su mandato dual, el nivel más alto de empleo con la tasa más baja de inflación.

De interés: Fracturas

En adelante, para alcanzar tasas más elevadas de crecimiento económico más allá de la tasa de alrededor de 2% de los últimos años, el impulso tendrá que venir de la política fiscal.


Isaac Cohen es analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

Este artículo está clasificado como: , , , ,

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR