La medición del negocio y las filosofías de administración no bastan

Cuántas veces hemos escuchado sobre diferentes filosofías para administrar negocios. “El balanced Scorecard”, El Costeo basado en actividades, “Customer Relationship Management”, Administración del valor Económico, Costeo Estándar, y muchos otras más.  

Hay para todos los gustos y perfiles de empresas. La pregunta es ¿que debo usar? O más bien ¿que pasa si uso uno y no otro?.   

La realidad de las cosas es que estas herramientas son solo eso “herramientas”. Lo que hace la diferencia en su uso es el criterio del gerente, del líder, o de la persona que toma las decisiones.     Cada situación es diferente y deber ser tratada diferente. No podemos aplicar técnicas sin criterio.  

Lea también: 5 pasos para ser un gerente rentable

El mundo cambia tan rápido que una vez que aprendemos algo este queda obsoleto. Lo que impera siempre en la mente de los gerentes son los conceptos y el criterio. Sobre todo la capacidad de tomar decisiones bajo escenarios de incertidumbre, de falta de información y de condiciones que nos hacen  difícil ver con claridad que hacer. Al final de cuentas tomamos decisiones basados en la intuición, es decir, la capacidad de decidir con poca información.

Toda mi vida he trabajado con muchas de estas herramientas y son muy poderosas para generar cambios y crear valor en las organizaciones. Sin embargo, no cometamos el error de creer que por sí solas nos van solucionar nuestros problemas empresariales.  Nada, podrá sustituir la intuición, el valor y la perseverancia.  

Además: Las relaciones interpersonales en un contrato de Outsourcing

Si hacemos uso de todas estas filosofías de gerenciamiento y somos pragmáticos y situacionales lograremos más de lo que podemos imaginar. Sobre todo, no se deje seducir por los expertos, enfréntelos en su propio campo y siempre tenga criterio propio para tomar decisiones.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR