La prosperidad es más que un tema económico

Centroamérica es una región de extremos, al considerar su prosperidad, posee áreas de privilegio, pero, otras son deplorables, como la seguridad personal y el ambiente de negocios.

Legatum Institute es una organización inglesa, sin fines de lucro que, desde el año 2006, mide el nivel de prosperidad de las naciones, con base en nueve criterios, o subíndices. Calidad de la economía, ambiente de negocios, gobernabilidad, educación, salud, seguridad (nacional) y protección (personal), libertad individual y calidad del ambiente.

Recientemente este instituto dio a conocer su último informe, correspondiente al año 2016, en el que establece un ranking para 149 países estudiados.

El primer detalle interesante es que, pese a la recuperación económica, Estados Unidos (EE.UU.), apenas mantiene el mismo nivel de prosperidad de hace 10 años. La razón es que, aunque mejora el ingreso y disminuye el desempleo, los estadounidenses experimentan un declive en seguridad y protección, área en la que se ubican 10 posiciones abajo de la que tenían hace una década.

Además: La banca estadounidense quiere volver a sus vicios

También en el subíndice salud, EE.UU. experimentó una fuerte caída, perdiendo 11 posiciones en los últimos 10 años. El índice Legatum muestra, además, un deterioro en la libertad individual en ese país del norte, como consecuencia del incremento en la intolerancia. El propio Legatum Institute señala que el problema para la prosperidad en EE.UU. es social, no económico.

En América Latina el país mejor ubicado en el ranking de prosperidad es Uruguay, que ocupa la posición 28, seguido de Costa Rica que es 29 y Chile, en la posición 31.

Centro América tiene un mix de países, Costa Rica (29), y Panamá (39), lideran las posiciones generales, ubicados en el primer tercio del ranking; mientras que a la distancia le siguen, Nicaragua (69), El Salvador (83), Guatemala (86), y finalmente, Honduras (92).

Cuatro países de Centroamérica tienen serios problemas de seguridad, y ocupan posiciones en el último tercio del ranking, Nicaragua (108), Guatemala (116), El Salvador (125), y Honduras (128).

Lea también: Volver a las guerras comerciales

Nicaragua lidera en la región el subíndice de medio ambiente (31), que mide la calidad del ambiente natural, las presiones sobre el ambiente y los esfuerzos de conservación. Costa Rica, pese a su imagen internacional en este campo, es segunda, en la posición 40. El Salvador ocupa una pésima posición 114.  Honduras es 86 y todos los demás países de la región se encuentran entre 31 y 47.

Panamá lidera los subíndices de clima de negocios, con una excelente posición general (22); y el de calidad de la economía, en la posición 47. Sus principales lunares están en salud (72), y seguridad (75).

Costa Rica sobresale en el subíndice de libertad individual, que mide los derechos básicos, la libertad individual y la tolerancia, ocupando la posición 19, con mejores resultados que EEUU y Francia, entre otros países desarrollados.

En la región, Costa Rica lidera seis subíndices, y sus peores resultados están en la calidad de la economía (62), y la seguridad personal (67). Peso a esto último, ostenta la mejor posición en este campo.

De interés: La baja productividad es una enfermedad que requiere atención urgente

Conclusión: mucho por hacer. Como lo muestran este y otros índices, los países mejor ubicados (Panamá y Costa Rica), ocupan posiciones apenas intermedias en la tabla general, faltando mucho para llegar a niveles de países desarrollados. Y los demás, demasiado retrasados para ofrecerle a sus poblaciones vida de calidad.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR