Los tres cimientos de una empresa prestadora de servicios de Outsourcing

Se ha hablado mucho del cliente, pero poco del prestador de servicios. Desde esa perspectiva hay tres pilares o columnas que sostienen el crecimiento de un negocio de servicios de outsourcing.

1. Tener un programa de retención de clientes.

2. Que la parte contractual con los clientes este bien fundamentada, por ejemplo, los aumentos de tarifas o bien cualquier aspecto del servicio, bien documentado.

3. Crecimiento en clientes y servicios nuevos.

Para lograr cumplir con las metas en estos pilares, la organización debe reinventarse constantemente. Para ello, debe tener un contacto permanente con los clientes, ver sus necesidades y evaluar la calidad relativa de los servicios.

Lea también: Outsourcing, reducción de costos y mejores prácticas

El tema de la calidad es la parte más vulnerable. Podemos estar dando un buen servicio, pero eso es relativo. Puede ser que el cliente necesite otra cosa, o bien, está pasando por un momento difícil y necesita reducir sus costos operativos.

Ese monitoreo o bien, comunicación con los clientes, es fundamental. Para que un negocio sea rentable, el servicio debe darse en plazos de 5 a 8 años. En plazos menores el desgaste es muy grande y ambas partes pierden.

Es muy sencillo perder el control de este negocio, dado el volumen de clientes y la rutina diaria. Para estar alerta hay que evaluarse todo el tiempo, desde lo interno (calidad absoluta) y externo (calidad relativa).

Mantenerse al día en todos los aspectos, entrenamiento, controles y nunca descuidar lo que el cliente necesita. El peor error es suponer las necesidades del cliente. Hay que estarlas evaluando en todo momento.

Además: ¿Por qué es importante planificar y establecerse metas a inicios de año?

El entender a tiempo las expectativas del cliente y proveer el valor agregado constantemente son los dos componentes que brindar el crecimiento a largo plazo.

 

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR